Información Corporativa

Fundada a principios de la década de los ochenta y lanzada en 1989, la marca Lexus pronto se asoció a los conceptos de calidad, lujo y satisfacción superior del cliente. La reputación de la marca creció rápidamente, hasta que, unos doce años después de su fundación, se convirtió en la línea de vehículos motorizados de lujo más vendida de Estados Unidos. Lexus pertenece a la familia global Toyota, cuyos miembros en conjunto conforman el tercer fabricante de automóviles más grande del mundo. Nosotros y nuestras empresas filiales empleamos a más de 31,000 personas en los Estados Unidos, y nuestros concesionarios y proveedores emplean a otras 160,000 personas. Las inversiones de Toyota en Estados Unidos suman $12 mil millones.

Historia y Compromiso

Lexus entrará a la carrera automovilística más competitiva y prestigiosa del mundo. Más de 50 años de experiencia automotriz con Toyota han culminado en la creación de los autos Lexus.
Estos serán los autos más sofisticados jamás fabricados.
Lexus ganará la carrera porque: lo hará de manera correcta desde el comienzo. Tendrá la más prestigiosa red de distribuidores del mercado.
Tratará a cada cliente como si tuviéramos un invitado en nuestra casa.Si crees que no puedes, no podrás? si crees que puedes, ¡podrás! Nosotros podemos y lo lograremos.

Historia y Compromiso

Fabricación

Los vehículos Lexus se fabrican en Japón desde 1989 en seis fábricas distintas. En 2003 se abrió la primera planta en otro país, específicamente en la provincia de Ontario, Canadá.

En septiembre de 2003, Lexus abrió su primera fábrica en América del Norte en Cambridge, Ontario. Esta instalación comenzó a producir el modelo RX 330, el vehículo deportivo utilitario que se ha transformado en el vehículo más popular de la línea Lexus. A diferencia de la típica fábrica de automóviles, la entrada de la instalación de Cambridge se diseñó para que se asemejara a la de un concesionario Lexus. Los miembros del equipo pasan a través de una sala de ventas verdadera, pisos de madera pulida y vidrio que llega hasta el techo. En el centro de esta perfecta sala de ventas se encuentra el primer vehículo que se produjo: un modelo RX 330. Cada miembro del equipo debe construir el vehículo como si su vecino o ellos mismos fuesen a comprarlo.

Para asegurarse de que un Lexus siga siendo un Lexus sin importar dónde se fabrique, se capacitó a todo el personal de Cambridge para que cumpliese la búsqueda apasionada de la perfección que guía a los trabajadores de Lexus en todo el mundo. La calidad de la producción en la planta de Cambridge rápidamente se elevó hasta el nivel de otras fábricas de Lexus. Aquí, al igual que en todas las plantas de Lexus, la filosofía de Lexus se basa en la comprensión de que la calidad se debe incorporar en cada parte del proceso de producción, y no limitarse a inspecciones minuciosas o correcciones posteriores.

Esta planta, conocida como Toyota Motor Manufacturing Canada, ha ganado siete galardones de calidad de planta de J.D. Power and Associates, incluidos cuatro galardones de oro.

Medio Ambiente y Tecnología

FABRICACIÓN Y DISTRIBUCIÓN MÁS LIMPIA
El uso de agua en el interior de la planta, el volumen de desechos y la generación de chatarra se han disminuido significativamente en las plantas Lexus, y las mejoras en la eficacia de la electricidad ayudan a reducir los gases de invernadero, que son un subproducto de la generación de electricidad. Las ocho plantas que fabrican vehículos Lexus cuentan con la calificación ISO 14001, habiendo recibido una certificación reconocida internacionalmente por sus sistemas de control medioambiental.

Los concesionarios Lexus son parte de este esfuerzo. La Red de Asistencia Ambiental Lexus brinda a todos nuestros concesionarios un sitio Web personalizado con información actualizada sobre el control de los desechos. Los concesionarios devuelven varios componentes para su refabricación de precisión en fábrica y su posterior venta como piezas reconstruidas.

EN LA CARRERA Y MÁS ALLÁ
Los componentes plásticos usados en el interior y el exterior de los vehículos Lexus están compuestos por un material altamente reciclable y liviano, el Súper Polímero de Olefina de Toyota. El plomo y el mercurio, dos de las sustancias más difíciles de manejar cuando se desmantela un automóvil, se han reemplazado por materiales más amigables para el medio ambiente.

Lexus está mejorando su tecnología de reciclaje con instalaciones tales como la planta de reciclaje de desechos automotrices, que recupera la espuma de uretano, la fibra, el cobre, el vidrio y los plásticos. Los métodos de desmantelamiento y reciclaje se desarrollan para permitir que los vehículos Lexus alcancen la tasa de recuperación de materiales del 95 por ciento para el año 2015.

Noticias
Destacados